Feria de Adviento
20 Diciembre, 2018
Feria de Adviento
22 Diciembre, 2018

Feria de Adviento

Cantar de los Cantares 2, 8-14

8 ¡La voz de mi amado! Helo aquí que ya viene, saltando por los montes, brincando por los collados. 9 Semejante es mi amado a una gacela, o un joven cervatillo. Vedle ya que se para detrás de nuestra cerca, mira por las ventanas, atisba por las rejas. 10 Empieza a hablar mi amado, y me dice: «Levántate, amada mía, hermosa mía, y vente. 11 Porque, mira, ha pasado ya el invierno, han cesado las lluvias y se han ido. 12 Aparecen las flores en la tierra, el tiempo de las canciones es llegado, se oye el arrullo de la tórtola en nuestra tierra. 13 Echa la higuera sus yemas, y las viñas en cierne exhalan su fragancia. ¡Levántate, amada mía, hermosa mía, y vente! 14 Paloma mía, en las grietas de la roca, en escarpados escondrijos, muéstrame tu semblante, déjame oír tu voz; porque tu voz es dulce, y gracioso tu semblante.»

 

Salmo 33, 2-3; 11-12; 20-21

2 ¡Dad gracias a Yahveh con la cítara, salmodiad para él al arpa de diez cuerdas; 3 cantadle un cantar nuevo, tocad la mejor música en la aclamación!

11 Mas el plan de Yahveh subsiste para siempre, los proyectos de su corazón por todas las edades. 12 ¡Feliz la nación cuyo Dios es Yahveh, el pueblo que se escogió por heredad!

20 Nuestra alma en Yahveh espera, él es nuestro socorro y nuestro escudo; 21 en él se alegra nuestro corazón, y en su santo nombre confiamos.

 

Lucas 1, 39-45

39 En aquellos días, se levantó María y se fue con prontitud a la región montañosa, a una ciudad de Judá; 40 entró en casa de Zacarías y saludó a Isabel. 41 Y sucedió que, en cuanto oyó Isabel el saludo de María, saltó de gozo el niño en su seno, e Isabel quedó llena de Espíritu Santo; 42 y exclamando con gran voz, dijo: «Bendita tú entre las mujeres y bendito el fruto de tu seno; 43 y ¿de dónde a mí que la madre de mi Señor venga a mí? 44 Porque, apenas llegó a mis oídos la voz de tu saludo, saltó de gozo el niño en mi seno. 45 ¡Feliz la que ha creído que se cumplirían las cosas que le fueron dichas de parte del Señor!»