Apostolado

Nuestra misión la ejercemos principalmente, pero no con exclusividad, desde nuestros Centros de Espiritualidad y Evangelización. Las convivencias y los retiros para personas de diferentes edades y condiciones, constituyen un punto de partida en nuestra acción apostólica.

Nos proyectamos así mismo, por los medios de comunicación, por el teatro, la música y la danza religiosa.

En nuestro actuar apostólico tenemos siempre presente la identidad del Instituto; por eso defendemos de una manera especial nuestra vida interior. Dejamos la puerta abierta a experiencias contemplativas, sin clausura, pero con la necesaria soledad y ambiente de recogimiento. Dichas experiencias están sometidas a la autorización del Obispo de la Sede principal y a la decisión del Consejo General. Estas hermanas tienen como misión primordial la oración y la inmolación en fidelidad y profunda unidad, por la Iglesia y sus Pastores.