Lectio Divina
8 Octubre, 2019
Lectio Divina
10 Octubre, 2019

Lectio Divina

Jesús en oración
Imagen tomada de Internet

ECO

“Cuando oréis decid: “Padre…”” Lucas 11, 1-4

MEDITACIÓN

De la abundancia del corazón hablan los labios; el de Jesús está henchido de filialidad. Por eso, lo primero que nos enseña como actitud previa antes de dirigirnos a Dios, es la de sentirnos sus hijos.

Pienso en el pastorcito de los Andes peruanos. Le encantaba lanzar desde aquellas alturas su saludo filial al Dios que ya conocía para escuchar el eco de su voz que repetía prolongada y misteriosamente: “¡Padre…!” Y esa era su oración cotidiana y permanente.

Quiero pronunciar una y otra vez el Abbá que un día lanzó desde mí el Espíritu Divino y dejarme llenar de la Grandeza infinita del Amor Paternal de Quien me mantiene en la existencia y me regala su Ternura y solicitud infinitas.

ORACIÓN

¡Proclama mi alma la Grandeza del Señor!
Mamacita, dí siempre conmigo: ¡Abbá!, Padre mío. (A.E.C.)