Lectio Divina
9 Noviembre, 2019
Lectio Divina
11 Noviembre, 2019

Lectio divina

ECO

“No es Dios de muertos, sino de vivos; porque para Él todos están vivos” Lucas 20, 27. 34-38

MEDITACIÓN

Nuestra vida consagrada anuncia las realidades futuras; por ella pregusto ahora lo que vendrá. Sin dejar de poner los pies sobre la tierra tengo que mirar constantemente hacia el cielo. Allá viviré para siempre, porque confío en la Bondad de mi Dios; la muerte ya no tendrá dominio sobre mí y cantaré eternamente las Misericordias del Señor.
Mi patria definitiva es el cielo; debo entonces, preparar mi eternidad feliz. Repito con San Pablo: “Porque los padecimientos de esta vida son nada comparados con el peso de gloria eterna” (Cfr. Romanos 8,18). Fui hecha para el cielo, lo demás es pura ilusión.

ORACIÓN

Dame Señor la gracia de no perder jamás esta perspectiva; Madrecita, te necesito muchísimo. (A.E.C.)

Lecturas del día

XXXII Domingo Ordinario