Lectio Divina
11 Enero, 2020
Lectio Divina
13 Enero, 2020

Lectio Divina

Bautismo del Señor.
Imagen tomada de Internet.

ECO

“Este es mi Hijo, el Amado, mi Predilecto.” Mateo 3, 13–17

MEDITACIÓN

Me atrae inmensamente la relación filial de Jesús con su Padre. Y también el que yo misma pueda decirle ¡Abbá!, ¡Padre querido! Fué Jesús Quien nos devolvió la Paternidad de Dios. Esta verdad apasionante la escuché hace muchos años en una homilía de viernes santo que jamás quiero olvidar. Me gozo en repetirme: soy realmente hija en el Hijo. Él lo es por naturaleza, yo por adopción; mi Papá, mi Papacito del alma, de Quien todo bien he recibido, es el Padre de mi Salvador y mío; ninguna felicidad puede ser igual a ésta.

Jesús nunca dejó de agradar a su Padre a pesar de que en ocasiones le costara muchísimo el hacerlo. Escucho en mi alma el grito de su agonía en el Huerto: “Padre, si es posible, que pase de mi este cáliz. Pero que no se haga mi Voluntad sino la Tuya.” (Cfr. Mateo 26, 39) El Maestro también nos dijo que su Padre jamás lo dejó solo porque siempre hizo su Voluntad. Qué premio tan maravillo tenemos, si con el auxilio divino, vivimos nuestro carisma: La íntima y adorable compañía de nuestro Padre Amadísimo si en cada ocasión decimos ¡fiat!

ORACIÓN

¡Abbá, Abbá! ¡Papá, Papacito! (A.E.C)

Lecturas del día

Bautismo del Señor