Lectio Divina
7 Julio, 2019
Lectio Divina
9 Julio, 2019

Lectio Divina

La hemorroisa / Imagen tomada de Internet

ECO

“Con solo tocar su manto…” Mateo 9, 18-26

MEDITACIÓN

Eso se dijo para sí esta mujer del Evangelio. Y yo… ¿qué espero? Toco al Señor cada mañana o mejor, Él se me da con su Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad todos los días. Pero, ¿me dejo curar y transformar por esta común unión? Necesito implorar una fe viva y ardiente que le permita hacer de mí lo que Él quiere. Nuestro Señor se me da sin reserva alguna; yo no puedo afirmar lo mismo de mí. No toco su manto; día a día tengo dentro de mí su Ser entero con su Cuero, Sangre, Alma con sus potencias y también su divinidad. Puedo decir que me adueño de Él tal y como Es. Por el don maravilloso de la fe, puedo afirmar lo anterior a pesar de que para la mente humana sea un imposible. Sí, yo no voy a Nuestro Señor Jesucristo para un rápido contacto con su manto. Él, mi Dios y Señor, el Santo de los Santo se hace Uno con mi pequeña y frágil persona.

ORACIÓN

¡Bendito seas adorable Salvador! Madre, ayúdame a recibirlo dignamente. (A.E.C.)