Palabra meditada
3 Agosto, 2018
Palabra meditada
5 Agosto, 2018

Palabra meditada

ECO

“Mírenlo los humildes y alégrense, busquen al Señor y revivirá su corazón.” Salmo 69

MEDITACIÓN

El soberbio jamás estará feliz ya que su ego pedirá más y más reconocimientos y alabanzas. Nunca estará satisfecho y si todos no se inclinan ante él, o si alguien le contradice se amarga y llena de cólera. Va quedando solo o rodeado de personas que más que apreciarle le temen. Recuerdo un pasaje del “Principito” de Saint Exupery. En sus andanzas el pequeño encuentra un extraño personaje ante quien todos deben hacer una profunda reverencia. El niño hace lo mismo pero se sorprende ante tan ridícula extravagancia. En cambio, el humilde nada reclama para sí, se contenta con lo mínimo y todo lo agradece. Es libre y sabe disfrutar con los pequeños goces de cada día. Al encontrar al Señor, honrarle y alabarle sinceramente, vive en paz y felicidad inalterables.

ORACIÓN

Jesús Manso y Humilde de Corazón haz nuestro corazón semejante al tuyo. (A.E.C.)