Palabra meditada
6 Agosto, 2018
Palabra meditada
8 Agosto, 2018

Palabra meditada

ECO

“Y después de despedir a la gente subió al monte a solas para orar. Llegada la noche estaba allí solo.” Mateo 14, 22-36

MEDITACIÓN

El encuentro en profundidad con el Señor nos pide espacios de Tú a tú con Él. Siempre necesitamos recoger las fuerzas dispersas de nuestro interior para centrarnos en lo único necesario, la profunda intimidad con el Dios que nos creó, nos ama personalmente y nos llama por nuestro propio nombre. Es imposible avanzar en la vida de oración y de intimidad con Aquél que nos privilegia con sus ternuras, nos instruye internamente, nos regala su gracia y su Mismo Ser, es imposible repito, ser Uno con Él, si el torbellino de ires y venires, de ocupaciones y voces, ahogan en nosotros su Voz Adorable y desdibujan su Presencia Santísima. Necesitamos pedir la gracia de “subir al monte” en medio de nuestra cotidianidad y nuestros deberes de estado. Los ratos exclusivos para Ellos, no pueden faltarnos.

ORACIÓN

Madre querida, Contigo queremos ser “almas de oración.”(A.E.C.)