Palabra meditada
7 Agosto, 2018
Palabra meditada
9 Agosto, 2018

Palabra meditada

ECO

“Con amor eterno te amé, por eso prolongué mi misericordia para contigo.” Jeremías 31, 1-7

MEDITACIÓN

Un día aprendí que todo ser humano necesita ser amado, acogido, valorado, sentirse útil y necesario. Ha sido una afirmación que me ha iluminado muchísimo en mi relación con las personas. En cuanto al amor, tengo el mandato expreso del Señor: “Ámense como Yo los he amado.” ¿Cómo nos amó y ama Jesús? Hasta dar la vida por nosotros. ¡Y de qué manera!; leo en el profeta Jeremías: “Con amor eterno te amé…” por eso nuestra querida Madre Laura se supo amada “en olas de eternidad y agrega: en incandescencias de amor.” Si siempre nos ha amado nuestro Creador, ¿por qué no amar a todos con ese mismo amor? Y si amo, acojo y hago sentir a cada persona que ella vale muchísimo y que no solo es útil sino también necesaria.

ORACIÓN

¡Gracias Jesús, muchas gracias por tu infinito amor! Madrecita, alcánzanos la gracia de amar como Él nos ama. (A.E.C.)