Palabra meditada
9 Agosto, 2018
Palabra meditada
11 Agosto, 2018

Palabra meditada

ECO

“El que quiera servirme, que me siga, y donde esté Yo, allí también estará mi servidor; a quien me sirva, el Padre lo premiará.” Juan 12, 24-26

MEDITACIÓN

Indiscutiblemente y desde mis muchas limitaciones y también desde mis posibilidades he querido seguir y servir a Nuestro Señor Jesucristo a Quien amo con todas las fuerzas de mi alma y todo mi corazón. ¿Cómo no amarle si se hizo Hombre, sufrió y dió su Vida para salvarnos? ¿Qué fue lo que no entregó por nosotros y por mí? ¿Seré tan egoísta y cobarde que me atreva a no seguirle hasta el Calvario? Reconozco mis cobardías y fragilidades pero quiero seguir tras mi Salvador; pido la Fortaleza del Espíritu Santo para avanzar tras Él con mi Madre Santísima cuando el camino se vuelva empinado y mis fuerzas espirituales y corporales disminuyan. Al fin y al acabo, voy tras el Amado y no puedo mirar hacia atrás.

ORACIÓN

Repito con san Pablo: “Todo lo puedo en Aquél que me conforta.” Ayúdame Madre querida, a seguirle y servirle hasta el último momento. (A.E.C.)