Palabra meditada
4 Diciembre, 2018
Palabra meditada
6 Diciembre, 2018

Palabra meditada

ECO

“Y comieron todos y se saciaron.” Mateo 15, 29-37

MEDITACIÓN

Este pasaje de la multiplicación de los panes y de los peces, me muestra a Jesús atento al alivio aún físico de todos estos hombres y mujeres que le seguían y escuchaban. Él sabe todo lo que nos sucede y su Compasión y su Poder no han disminuído. Me surge inmediatamente la pregunta: ¿Y la población incontable que padece hambre a través de la tierra? No tengo una respuesta contundente pero puedo anotar un argumento: La inmensa mayoría ni le siguen ni le escuchan. Y quienes poseen bienes en abundancia no tienen problema en dejar padecer hambre terrible a aquellos a quienes pudieran socorrer. Aquí debo preguntarme: Y yo misma ¿qué hago por el hermano que padece hambre a mi lado?; no puedo desentenderme.

Pero este eco también me remite a la Divina Eucaristía. Todos estamos llamados a seguir a Jesús, a escucharle de verdad y a alimentarnos con su Cuerpo y con su Sangre. Él sigue dándosenos sin medida, no le rechacemos.

ORACIÓN

Madre, ruega por nosotros para que seamos eucarísticos y generosos. (A.E.C.)