Palabra meditada
7 Febrero, 2019
Palabra meditada
9 Febrero, 2019

Palabra meditada

ECO

“Contentaos con lo que tenéis, pues Él ha dicho: No te dejaré ni te abandonaré; de modo que podamos decir confiados: El Señor es mi ayuda: No temeré. ¿Qué puede hacerme el hombre?…” Hebreos 13, 1-8

MEDITACIÓN

Si soy hija de Dios, si somos sus hijos, no podemos desconfiar. Él es la misma Bondad y su Amor es infinito. Si a un papá responsable, afectuoso y tierno, el hijo le responde con ingratitud, dureza, frialdad y desconfianza, eso destroza su corazón. ¿Cómo podríamos entonces pasar de una queja a otra, vivir desconfiados y malhumorados?

He aprendido en teoría y por experiencia que las bendiciones de todo orden son correlativas con nuestra confianza ilimitada en nuestro Padre Dios. Él cuida de nosotros en todo sentido. Leo en Isaías 54: “Porque los montes se correrán y las colinas se moverán, mas mi amor de tu lado no se apartará y mi alianza de paz no se moverá; dice Yahveh que tiene compasión de ti”.

ORACIÓN

Gracias Señor; yo creo, yo adoro, yo espero y yo os amo. (A.E.C.)