Palabra meditada
13 Febrero, 2019
Palabra meditada
15 Febrero, 2019

Palabra meditada

ECO

“Díjole entonces Jesús: ‘Por eso que has dicho anda, ve; que ya el demonio salió de tu hija’. Y, habiendo vuelto a su casa, halló a la muchacha descansando sobre la cama y libre ya del demonio”. Marcos 7, 24-30

MEDITACIÓN

De esta mujer que no pertenecía al pueblo judío, aprendo fe en Jesús, confianza plena en Él, humildad y perseverancia. ¡Fe, confianza, humildad y perseverancia! Cuando voy a Él, no puedo creer a medias, mi fe debe ser firme y decidida. Es Dios y Hombre, su Poder no tiene límite. Además, me ama y me ha demostrado que me escucha aún antes de que le haya expresado mi petición.

Confianza: Por lo anterior, ¿cómo no esperar que me concederá lo que le he implorado si está acorde con el Querer del Padre?

Humildad: “Porque Él abate el orgullo de los grandes, pero socorre al que baja los ojos” (Job 22, 29)

Perseverancia: “Constantes en la tribulación; perseverantes en la oración” (Romanos 12, 12)

ORACIÓN

Madre, ayúdame a acudir al Señor con las debidas disposiciones. (A.E.C.)