Palabra meditada
25 Febrero, 2019
Palabra meditada
27 Febrero, 2019

Palabra meditada

Jesús y los niños / Imagen tomada de Internet

ECO

“Cualquiera que acogiere a uno de estos niños por amor a mí, a mí me acoge”. Marcos 9, 30-37

MEDITACIÓN

Si acojo a los pequeños en edad y en importancia ante los demás y esto porque amo a Jesús, lo acojo a Él Mismo; ¡qué más quiero que acogerlo a Él! Con Él todo es recto, verdadero y es plenitud; pero, ¿qué implica acoger a Nuestro Señor Jesucristo en los que no tienen importancia ante la mayoría de las personas? Nada más ni nada menos que escucharle y agradarle; sus palabras son rotundas. Tengo que esmerarme por hacer sentir bien a quien no tiene ni riqueza, ni belleza, ni inteligencia brillante, ni posición destacada en uno u otro nivel. Esos son los preferidos del Señor y ésto hasta el punto de afirmarnos que está presente en ellos. Lo que acabo de escribir contradice los modelos de comportamiento de nuestra sociedad y mas aún del mundo entero. Pero eso fue lo que nos enseñó nuestro Maestro, y eso es lo que debo vivir. De lo contrario, no sería coherente con lo que afirmo de amar a Jesús.

ORACIÓN

Madre, intercede por nosotros. (A.E.C.)