Palabra meditada
11 Marzo, 2019
Palabra meditada
13 Marzo, 2019

Palabra meditada

Jesús en oración / Imagen tomada de Internet

ECO

“Padre nuestro que estás en el Cielo…” Mateo 6, 7-15

MEDITACIÓN

En el Santuario preciosísimo del alma de Nuestro Señor Jesucristo, el amor a su Padre y la obediencia a Él, ocupan el puesto más importante. Vino a este mundo para hacer su Voluntad, en su Vida Terrena afirmó que ella era su alimento y ya en el Huerto, ante la inminencia de su Pasión, quiso que se cumpliera aún en medio de su tristeza mortal. Si hemos gustado siquiera un poco la paternidad divina, jamás nos sentiremos huérfanos y desprotegidos; nadie puede amarnos y cuidarnos como nuestro Padre del Cielo. Él es la infinita Bondad, la Suma Sabiduría y Poder y sobre todo nos ama con infinito Amor. Cuando por Bondad divina podemos exclamar desde el fondo del alma: Abbá, Abbá, o sea Papá, Papacito, nos invade la certeza de su Ternura Paternal y solo deseamos amarle, respetarle y glorificarle.

ORACIÓN

¡Amén! (A.E.C.)