Lectio Divina
18 septiembre, 2019
Lectio Divina
20 septiembre, 2019

Lectio Divina

Unge los pies de Jesús
Imagen tomada de Internet

ECO

“… sus muchos pecados están perdonados porque tiene mucho amor…” Lucas 7, 36-50

MEDITACIÓN

El amor alcanza el perdón. Debo rogar al Espíritu Santo que me regale su Mismo Amor ya que Él es el Amor. He recibido mucho en mi ya larga vida y por tanto, debo dar cuenta de todas sus bondades. Tengo fe en su Misericordia infinita y me acojo a ella. La actitud de Jesús con esta mujer debe animarme a tener delicadezas con Él ya que se extraña nuestras frialdades e indiferencias y en realidad no se las merece. El fariseo que lo invitó no le puso agua para los pies y ella en cambio los lavó con sus lágrimas de arrepentimiento y los enjuagó con su propio cabello. El anfitrión no le dió el ósculo de la paz y ella besó sus pies con amor reverente y arrepentido, el no ungió su cabeza y ella ungió sus pies. Lo anterior, debe moverme a las delicadezas que inspira el amor reparador.

ORACIÓN

Perdón Jesús amado por mis descuidos en manifestarte mi fe, arrepentimiento por mis descuidos y mi amor.
Madre, ayúdame por favor. (A.E.C.)