Lectio Divina
11 octubre, 2019
Lectio Divina
13 octubre, 2019

Lectio Divina

ECO

“Mejor, dichosos los que escuchan la Palabra de Dios y la cumplen.” Lucas 11, 27-28

MEDITACIÓN

Estoy ante el binomio más definitivo de mi vida: escuchar en el corazón lo que el Señor me habla y vivir, con su gracia, lo que me pide. Para escuchar a mi Dios debo: acallar otras voces aún las de mi ego, invocar al Espíritu Santo, reservar cuidadosamente el tiempo de la oración y no esquivar las exigencias que el Maestro me hace en ella. Eso de vivir lo que la Palabra me dice, no puedo hacerlo con mis propias fuerzas. Ya Nuestro Señor fué muy explícito: “Sin Mí, nada podéis hacer.” Y pienso en la afirmación de San Pablo: “Todo lo puedo en Aquél que me conforta.”

ORACIÓN

Madrecita querida, Tú eres mi mejor modelo: escuchaste y viviste. Intercede por mí y por nosotros. (A.E.C.)