Lectio Divina
26 noviembre, 2019
Lectio Divina
28 noviembre, 2019

Lectio Divina

Unámonos en oración.
Foto: Archivo.

ECO

“… con vuestra perseverancia salvaréis vuestras almas.” Lucas 21, 12-19

MEDITACIÓN

No puedo pretender que no haya dificultades en mi vida personal, familiar, social y nacional. Para todas ellas, es preciso que no baje la guardia en la oración personal y comunitaria; ella todo lo alcanza. En su terrible agonía Nuestro Señor, nos dió una recomendación salvadora “velad y orad” (Cfr. Mateo 26, 41). Además, nos aclaró que si queríamos seguirle deberíamos tomar nuestra cruz e ir tras Él (Cfr. Mateo 16, 24).

Hay momentos en la vida en los que estamos a punto de desfallecer, pero es en ellos cuando precisamente debemos crecer en fe, esperanza y amor y para ello, la oración es definitiva. Por algo nos invitó a buscarlo en nuestros cansancios y agobios, realmente ir a Él es la solución.

Tenemos la mejor Intercesora, la Santísima Virgen María; Ella es Madre, nos comprende, se interesa por nosotros, quiere ayudarnos. Tomemos con confianza el Santo Rosario y veremos cómo nos llenará el alma de aires de consuelo.

ORACIÓN

Madre, presenta nuestra súplica confiada: ¡Piedad Señor, piedad! (A.E.C.)

Lecturas del día

Feria