Lectio Divina
19 diciembre, 2019
Lectio Divina
21 diciembre, 2019

Lectio Divina

La Anunciación, Camino de María.
Foto: Archivo / Arte: Jorge Rojas.

ECO

“… el nombre de la Virgen era María”. Lucas 1, 26-38

MEDITACIÓN

Al pronunciar este nombre, me sonríen los labios y el alma. Cuando lo repito pienso en Ella silenciosa y orante, humilde y tierna, dulce y fuerte ante el dolor sin límite del Hijo que sufre su Pasión implacable. ¡María! Repiten el niño, el joven, el adulto y el anciano. María es poesía y consuelo, fortaleza y gozo apacible. María, presencia de siempre, consuelo y alegría; ¡María! es mi propia canción callada. Pronuncio este nombre, la miro en su imagen que no alcanza a presentármela pero me la acerca y llena de paz y esperanza. María es mi Madre, mi Madre querida; Ella me habla del cielo, me acerca a mi Dios Uno y Trino, me enseña a vivir para Él y en Él. Su presencia en mi vida es certeza de otra plena y feliz.

ORACIÓN

Salve Madre querida, Madre de Jesús y Madre nuestra. (A.E.C.)

Lecturas del día

Feria de Adviento