Lectio Divina
3 febrero, 2020
Lectio Divina
5 febrero, 2020

Lectio Divina

Jesús y la hija de Jairo.
Imagen tomada de Internet.

ECO

“No temas; basta que tengas fe.” Marcos 5, 21-43

MEDITACIÓN

Si estoy con Jesús, y creo en Él, no puedo asustarme ante nada ni nadie; Él todo lo puede, pero tengo que creerle, nada es imposible para Él.

Este jefe religioso venció el respeto humano y buscó al Maestro de Nazareth Quien se ofreció para ir a su casa; pero la niña murió antes de que Él llegara. Sin embargo, Nuestro Señor da ánimo a su papá, le dice que no dude ni desconfíe. Él tiene dominio sobre la muerte y la vida. Por eso cuando la adolescente recibe la orden de levantarse se incorpora y camina.

No tengo ninguna justificación para dudar de la Omnipotencia de Jesucristo, Hombre – Dios. Se le ha dado todo poder en el cielo y en la tierra. Vuelvo a la necesidad de tener una fe inquebrantable. Pero como ella es un don, quiero pedirla con humildad, confianza y perseverancia. En cada ocasión necesito escuchar a mi Salvador que me repite:” No temas, basta que tengas fe.” Recuerdo lo que me dijo una señora en plena calle: “Toda preocupación es un agravio a la Sabiduría, al Amor, al Poder, a la Bondad y al Querer de Nuestro Dios”.

ORACIÓN

¡Madre querida, ayúdanos! (A.E.C.)

Lecturas del día

Feria