Lectio Divina
18 mayo, 2019
Lectio Divina
20 mayo, 2019

Lectio Divina

ECO

“… un nuevo mandamiento os doy y es: que os améis unos a otros; y que del mismo modo que yo os he amado a vosotros, así también os améis recíprocamente”. Juan 13, 31-33a; 34-35

MEDITACIÓN

¡Amarnos los unos a los otros! Este es el punto neural de nuestra fe. Este mandato del Señor explica el por qué del heroísmo que vemos en la vida de tantos hombres y mujeres. Amaron sin límite porque Aquél que nos amó hasta el extremo, nos puso como meta su mismo Amor infinito; por nosotros mismos no podemos alcanzar la meta, pero eso no puede tranquilizarme, no me puedo rendir. Si recibo muestras de desamor, yo debo responder con muestras de amor. En mi alma no puedo dejar de escuchar las Palabras benditas de Nuestro Salvador agonizante: “Padre, perdónales porque no saben lo que hacen” (Lucas 23, 34). Tengo que orar para poder besar la mano de quien me hiere sino físicamente, sí espiritualmente.

ORACIÓN

Dios mío, yo no puedo, Tú sí puedes. Me abandono en TÍ. (A.E.C.)