Lectio Divina
19 mayo, 2019
Lectio Divina
21 mayo, 2019

Lectio Divina

ECO

“El que me amare observará mi doctrina; y mi Padre le amará y vendremos a él y haremos en él nuestra morada”. Juan 14, 21-26

MEDITACIÓN

En otras ocasiones he hecho la Lectio divina sobre este mismo eco pero sé que jamás me detendré suficientemente en él. Tampoco me canso de saborear una y otra vez el comentario de San Agustín. Este gran santo me asegura que quienes seamos fieles a los mandamientos divinos por amor, seremos objeto del cariño de toda la Santísima Trinidad. Y agrega lo que ya sé pero que siempre me alegrará infinitamente: si complazco a los Tres Ellos habitarán de asiento en mí y de modo muy particular. Esta inefable realidad, este don infinito e incompresible en su totalidad, me asombra, hace feliz y me entristece a la vez. Me asombra porque son un solo Dios infinito en Grandeza, Santidad y Amor y con todo se dignan vivir en mí; me entristece, porque no los atiendo, adoro y amo como debiera. Me duelen mis distracciones y lo solos que los dejo. Ellos merecen mucho, muchísimo más; merecen mi entrega absoluta y total.

ORACIÓN

Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo; bendito seas Señor. (A.E.C.)