Lectio Divina
26 febrero, 2020
Lectio Divina
28 febrero, 2020

Lectio Divina

Jesús y la Cruz, Película LA PASIÓN.
Imagen tomada de Internet.

ECO

“El Hijo del Hombre tiene que padecer mucho…” Lucas 9, 22-25

MEDITACIÓN

Cuando amo de verdad a una persona, quisiera ahorrarle sufrimientos. En este Santo Evangelio fue Jesús Mismo quien nos dijo que tenía que padecer mucho. Y en verdad, a su Martirio no le faltó nada. Sufrió en su Cuerpo Santísimo y en su Espíritu. Hasta llegó a exclamar: “Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?” Sé que todo lo soportó por nosotros para que pudiéramos salvarnos.

¿Cómo voy a corresponderle? Tengo la respuesta: tomando mi cruz cada día y avanzando tras Él. Si soy dócil al Espíritu Santo sabré cómo hacerlo. Eso sí, cada abnegación debe ser por amor y con el gozo íntimo de ir tras Él.

ORACIÓN

Madrecita querida, no te quiero dejar solita, ayúdame. (A.E.C.)

Lecturas del día

Jueves después de Ceniza