Lectio Divina
16 marzo, 2020
Lectio Divina
18 marzo, 2020

Lectio Divina

San Juan Pablo II perdonando a su agresor.
Imagen tomada de Internet.

ECO

“Lo mismo hará con vosotros mi Padre celestial si cada cual no perdona de corazón a su hermano.” Mateo 18, 21-25

MEDITACIÓN

Para agradar a Dios el amor y el perdón son definitivos. Él es Amor y nos pide que le amemos con todo el corazón, con toda el alma, con todas las fuerzas y a los demás como a nosotros mismos (cfr. Lucas 10, 27). Si no perdonamos no seremos perdonados y nos invita a pedir perdón ya que nosotros perdonamos a quienes nos ofendieron. El amor y el perdón son como la marca de fábrica del cristiano y pasaporte para el cielo. El odio y el rencor hacen pensar en el enemigo de Dios y de nosotros, ya que su origen es la soberbia. Cuando me creo muy grande no puedo perdonar a quien no me ha rendido pleitesía. El perdón, por el contrario, nos descansa el alma, nos hace libres y llena de gozo profundo.

ORACIÓN

Padre nuestro que estas en el cielo (cfr. Mateo 6, 9) (A.E.C.)

Lecturas del día

Feria de Cuaresma

Devocionario

Novena a San José