Lectio Divina
12 abril, 2020
Lectio Divina
14 abril, 2020

Lectio Divina

ECO

“De pronto, les salió al encuentro y les dijo: ‘Alégrense’. Ellas se acercaron, le abrazaron los pies y se postraron ante Él.” Mateo 28, 8-15

MEDITACIÓN

Al Señor le gusta llegar de repente; así lo hizo con estas mujeres, con sus apóstoles y también con nosotros: cuando menos lo pensamos nos damos cuenta de que allí está. Lo percibe nuestra alma porque nos comunica esa plenitud que solamente Él puede dar. ¡Está Vivo! Tengo que depositar ante Él toda mi vida con sus sombras y claridades. ¡Él Vive! Está ante mí, a mi lado, en mí; Sí, ¡está Vivo! No vino, predicó su Evangelio, hizo obras de poder, padeció, murió y ya. No, pasó de la muerte a la vida, subió a la diestra del Padre pero se quedó con nosotros, se nos entrega en cada Eucaristía. Nos sigue diciendo: ¡alégrense! Nuestro Señor Jesucristo ya nos redimió, pero no siempre aprovechamos su liberación; no podemos seguir viviendo esclavos del pecado y de nosotros mismos. Demos testimonio de su Resurrección con nuestra vida de verdadero compromiso e imitación de Nuestro Salvador.

ORACIÓN

¡Madre, me uno a tu gozo radiante! ¡Proclama mi alma tu grandeza Señor! (A.E.C.)

Lecturas del día

Lunes de la Octava de Pascua