Lectio Divina
24 abril, 2020
Lectio Divina
26 abril, 2020

Lectio Divina

Id y enseñad el Evangelio.
Imagen tomada de Internet.

ECO

“Ellos fueron a pregonar el Evangelio por todas partes.” Marcos 16, 15-20

MEDITACIÓN

Mi vida también debe ser un pregón del Evangelio de Nuestro Señor Jesucristo.

Francisco salió a predicar con el Hermano León por las calles de Asís; al regresar éste le preguntó que por qué no lo habían hecho. El Santo respondió que habían predicado con su sola presencia.

Yo debo anunciar el Evangelio de Jesús de palabra y de obra; no puedo hablar y actuar contradictoriamente. La coherencia entre lo que enseño y actúo debe ser muy clara. Si hablo de amor debo amar, si de perdón, perdonar, y así con respecto a todo. La comunidad de “la Palabra de Dios” de An arbor, enseñó que si algún día desapareciera la Palabra escrita, con solo mirarlos a ellos, el mundo deberíamos saber cuál era el contenido de la Palabra.

ORACIÓN

Dios mío, yo no puedo, Tú si puedes, me abandono en Tí.
Madrecita, intercede por mí. (A.E.C.)

Lecturas del día

San Marcos, evangelista