Lectio Divina
19 mayo, 2020
Lectio Divina
21 mayo, 2020

Lectio Divina

Virgen del silencio.
Imagen tomada de Internet.

ECO

“Aún tengo otras muchas cosas que deciros…” Juan 16, 12-15

MEDITACIÓN

Nuestro Señor sabía que no era el momento. Ellos no habían recibido la plenitud del Espíritu Santo. Me refiero a los Apóstoles y su insipiente comprensión del Evangelio. Todavía pensaban en primeros puestos y sus criterios no eran los de Dios sino del mundo.

Quiero disponerme para escuchar lo que Ellos quieren comunicarme; toda palabra inútil impide lo anterior. Hace pocos años conocí el icono de la Virgen del silencio: como todo icono me eleva rápidamente a lo divino. Los ojos grandes y serenos de mi Madre Santísima atraen mi atención; pero al mirar el índice de su mano derecha en su boca, entiendo que debo callar para poder escuchar lo que el Espíritu del Señor quiere comunicarme. Debo silenciar no solamente mis labios sino mis potencias, mi alma entera para disponerme escuchar lo que el Espíritu de Dios quiere decirme.

ORACIÓN

Nuestra Señora del silencio, ayúdame a callar para escuchar a mi Dios. (A.E.C.)

Lecturas del día

San Bernardino de Siena, presbítero