Lectio Divina
16 junio, 2020
Lectio Divina
18 junio, 2020

Lectio Divina

Adoración Eucarística.
Foto: Archivo.

ECO

“Cuando oréis, no uséis muchas palabras”. Mateo 6, 1-6; 16-18

MEDITACIÓN

Hay diversas formas de orar; pero una muy entrañable es la de permanecer serena y silenciosamente ahí con el Señor. Me encanta pensar en el hombre humilde que se quedaba largos ratos frente al Sagrario. Cuando el Sacerdote le preguntó qué hacía allí tanto tiempo y con tanta frecuencia, respondió sencillamente: “Él me mira y yo le miro”. También recuerdo la afirmación de mi tío cuando quise disculparme por no hablarle durante un trayecto en una ciudad del exterior: “Tranquila mijita, uno habla cuando no tiene nada que decir”.

Deseo orar con el lenguaje del amor sereno, callado, humilde, perseverante, confiado de quien está con el Amado “muchos ratos a solas” en un intercambio de mutuo afecto que va más allá de lo sensible y se hunde en la fusión sobrenatural con el Señor. “¡Cuando oréis, no uséis muchas palabras!”; ¡cuántas cosas nos quiso decir el Maestro en esta sola frase! Quiero penetrar en su alma Santísima y escuchar allí el lenguaje silencioso de su Amor infinito para aprender de Él Mismo la oración que le agrada y a mí me plenifica.

ORACIÓN

¡Padre Nuestro!… ¡Padre! Con tu Hijo muy Amado, te digo lo que nos enseñó pero no con los labios solamente sino con las fuerzas más íntimas de mi alma inmersa en la suya por obra del Espíritu Santo e intercesión de mi Madre querida. (A.E.C.)

Lecturas del día

Feria