Lectio Divina
30 octubre, 2020
Lectio Divina
1 noviembre, 2020

Lectio Divina

ECO

“Porque el que se enaltece será humillado, y el que se humilla será enaltecido”. Lucas 14, 1; 7-11

MEDITACIÓN

En la Santísima Virgen se hace vida la segunda parte de esta conclusión de Nuestro Señor. Ante el anuncio de su Maternidad virginal se humilla y se declara la esclava de Dios a Quien ama y sirve con todo su corazón. Se ofrece incondicionalmente a Él para que en Ella se realice su Voluntad Divina y salvífica.

¡Ofrecerse al Altísimo y aceptar su Querer! Ese es para mí y para mi Familia Religiosa todo un programa de Santidad. Lo anterior supone, por supuesto, humildad y confianza plena en nuestro Creador. Cuando vivo así, permanezco serena y me confío en Aquél que me creó y me redimió entregándose a la muerte por mí.

ORACIÓN

Dios mío, yo no puedo pero Tú me ayudarás.
Madre, confío en Ti. (A.E.C.)

Lecturas del día

Feria