Lectio Divina
2 diciembre, 2020
Lectio Divina
4 diciembre, 2020

Lectio Divina

Jesús calma la tormenta.
Imagen tomada de Internet.

ECO

“¿Por qué teméis desconfiados? Y al punto, puesto en pie, increpó a los vientos y al mar y sobrevino una gran calma”. Mateo 7, 21; 24-27

MEDITACIÓN

Vivo en un mundo convulsionado; los valores, los conceptos, las instituciones, la paz y la justicia, la familia, la vida misma, presentan cambios negativos. Las olas de las peores aberraciones amenazan el bien y aún la naturaleza humana. Ante estas olas inmensas y cuando el error y el mal se elevan en nuestra sociedad en forma tormentosa, me quedan lo valores eternos, la fe, la esperanza, el amor, el Magisterio de mi Iglesia, la Palabra Divina, la Persona de Nuestro Señor Jesucristo, su Presencia viva en medio de nosotros, la Misericordia del Padre, el Fuego y el Amor del Espíritu Santo, mi Madre del Cielo. A ellos me acojo con el mundo en que vivo. No puedo temer, Ellos no han abandonado el timón de la Historia.

ORACIÓN

¡Amén! (A.E.C.)

Lecturas del día

San Francisco Javier, presbítero