Lectio Divina
6 diciembre, 2020
Lectio Divina
8 diciembre, 2020

Lectio Divina

Jesús y el paralítico.
Imagen tomada de Internet.

ECO

“Pues para que sepáis que el Hijo del Hombre tiene potestad en la tierra de perdonar pecados: levántate, dijo al paralítico, yo te lo mando: carga con tu camilla y vete a tu casa”. Lucas 5, 17-26

MEDITACIÓN

Pido a la Santísima Virgen que sea Ella quien me coloque a los pies de Nuestro Señor. Sé que Él, viendo a su Madre como a mi bendita camillera, por lo que Ella es y por su intercesión, perdonará mis faltas y debilidades si me arrepiento de corazón. La orden de irme a mi casa la entiendo como ese entrar dentro de mi morada interior, entablar un diálogo permanente con mis tres Huéspedes Divinos. Ellos merecen todo mi amor, adoración, honra y alabanza ininterrumpida.

ORACIÓN

Infinitas gracias te doy a Ti Dios mío por curarme de mis parálisis y por enviarme a la morada interior donde Tú habitas. (A.E.C.)

Lecturas del día

San Ambrosio, obispo y doctor de la Iglesia