Lectio Divina
18 diciembre, 2020
Lectio Divina
21 diciembre, 2020

Lectio Divina

ECO

“Pues mi roca eres tú y mi fortaleza”. Salmo 70, 3-4ª; 5–6ab; 1-17

MEDITACIÓN

Vuelvo de nuevo a la afirmación de una santa de quien he aprendido desde mi infancia que “nunca es más firme mi esperanza que cuando me falta todo lo humano”.

En mis dificultades de todo orden me apoyo en el Señor. No puedo hacerlo en palabras o promesas de una persona. Si alguien me falla es porque las circunstancias cambian, faltó comunicación oportuna y completa o por otra razón. Pero de lo que si estoy muy segura es la de la absoluta necesidad de apoyarme en el Señor. Él es mi roca y salvación, es la defensa de mi vida. A nadie puedo temer. Me consuela muchísimo el saber que en mi Dios no hay la más mínima fragilidad y que su Omnipotencia la pone por decirlo así, al servicio de su Amor.

ORACIÓN

Madre, ayúdame a descansar en Ellos y en Ti como un niño en brazos de su Madre (A.E.C.)

Lecturas del día

Feria de Adviento