Lectio Divina
29 junio, 2019
Lectio Divina
1 julio, 2019

Lectio Divina

ECO

“Pero Jesús, vuelto a ellos les reprendió diciendo: No sabéis a qué espíritu pertenecéis. El Hijo del Hombre no ha venido para perder a los hombres, sino para salvarlos.” Lucas 9, 51-62

MEDITACIÓN

Pensar que tantos, tantísimos hombres y mujeres no creen en Nuestro Señor Jesucristo o si creen en Él, no les interesa lo más mínimo. Él tomó nuestra condición humana y no ahorró ningún sufrimiento para que tuviéramos la vida verdadera, la salvación eterna. No puedo permanecer desentendida ante la realidad del momento actual. Comparativamente son muchísimos más aquellos que viven y mueren de espaldas a Dios. Tengo muy cerca personas a quienes me unen lazos fuertes que pretenden vivir sin estrecha amistad con Aquél que dió la Vida para que llegáramos como hijos fieles a la Casa del Padre. Su vida se reduce a satisfacer su ego y a pobres y engañosas metas de realizaciones temporales. ¿Y las eternas qué?

ORACIÓN

Piedad Señor, piedad. Madre, son tus hijos, ten misericordia, ayúdales por favor. (A.E.C.)