Lectio Divina
5 julio, 2019
Lectio Divina
7 julio, 2019

Lectio Divina

Odres nuevos / Imagen tomada de Internet

ECO

“El vino nuevo se echa en odres nuevos.” Mateo 9, 14-17

MEDITACIÓN

Hoy recibo un llamado a considerar la Palabra del Señor, su Amor, su Misericordia y a Él mismo como a ese vino nuevo que debo acoger en lo más íntimo de mi ser renovado por su Divino Espíritu. El Santo Evangelio de hoy me trae esta realidad maravillosa. Mi Dios no envejece, mi alma, mi relación con Él, tienen que tener su frescura y su novedad eternas. Por eso necesito acogerme a la Tercera Persona de la Santísima Trinidad. Con razón oro cada día: “Envía Señor tu Espíritu y vivirán todas las cosas y renovarás la faz de la tierra.”

¡Vino nuevo en odres nuevos! Todo lo que se relaciona con mi fe tiene la novedad de lo divino. Mi Dios es el Mismo ayer, hoy y siempre. Jamás me cansaré de penetrar en el arcano de su Misterio adorable y sempiterno.

ORACIÓN

Con mi Madrecita repito: ¡Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo! (A.E.C.)