¡Venga tu Reino!
25 diciembre, 2018
Lectio Divina
6 diciembre, 2019

Lectio Divina

Jesús y la Cruz / Película LA PASIÓN

ECO

“… así como el Hijo del Hombre no ha venido a ser servido sino a servir y a dar la vida por la redención de todos.” Mateo 20, 20-28

MEDITACIÓN

Puedo definir la misión de Nuestro Señor Jesucristo en dos palabras y una frase: Servicio, Redención y Glorificación del Padre. Siendo Dios se humilló a Sí Mismo y tomó nuestra condición humana haciéndose semejante a nosotros en todo menos en el pecado. (Cfr. Filipenses 2, 7 y Hebreos 4, 15)

Entre nosotros el servidor tiene una condición inferior a la de aquél a quien sirve. Y éste, en su gran mayoría, defiende sus supuestos derechos con arrogancia y altivez. Que lo diga sino la historia de la humanidad. Pero Jesús, el Hijo del Padre eterno y Dios como Él y como el Santo Espíritu, dió un vuelco a nuestros criterios y con su Encarnación, Vida, Pasión y Muerte instauró un orden nuevo en el que el mayor debe estar en actitud de servicio y donación permanente.

ORACIÓN

Madre, alcánzame la gracia de vivir mi segundo nombre: “servidora de la Servidora del Trono de Dios”. (A.E.C.)