Palabra meditada
16 junio, 2018
Palabra meditada
18 junio, 2018

Palabra meditada

ECO

“Pero a sus discípulos se lo explicaba todo en privado.” Marcos 4, 26-34

MEDITACIÓN

Puedo decir que soy discípula de Nuestro Señor Jesucristo. Y además, puedo agregar: Él, todo me lo comunica en privado. ¡Sí, a través de mis días, cuántas cosas me ha dicho en privado! No quiero decir que he escuchado su voz de manera audible. Pero si he recibido cada día inspiraciones divinas que me han mantenido, por infinita Bondad de su parte, muy cerca de Él. Me ha explicado, en privado, en el fondo del alma, de Tú a tú, que “Él es el origen benéfico de mi ser y mi único objeto de adoración y culto.” Por su Espíritu me instruye internamente cada día y hasta me cuenta en una poesía que llega a mis manos, que “lo nuestro es mirarnos.” Así, en silencio nos comunicamos íntimamente. Anhelo que muchísimos experimenten lo que he tratado de expresar. Aseguro que no hay gozo mayor que el de comunicarnos con Él en fe y amor de voluntad.

ORACIÓN

¡Madre, enséñanos la ciencia de dejarnos instruír por Él! (A.E.C.)