Palabra meditada
18 julio, 2018
Palabra meditada
20 julio, 2018

Palabra meditada

ECO

“… tomó la palabra Jesús y dijo: vengan a mí todos los que están cansados y agobiados, y yo los aliviaré. Tomen mi yugo sobre ustedes y aprendan de mí, que soy manso y humilde de corazón, y encontrarán descanso para sus almas.” Mateo 11, 28-30

MEDITACIÓN

Esta es la invitación más sincera, oportuna y maravillosa que ha escuchado la humanidad entera. Es sincera, porque Quien la hace es la misma Verdad y además, porque lo que la invitación promete, si vamos a Jesús y copiamos su humildad y mansedumbre, se cumple en grado sumo. Lo digo por experiencia propia: cuando voy a Él, le pido que me permita imitarle y no satisfago mi ego insaciable, disfruto de gozo íntimo y me establezco en la paz. En cambio, cuando Nuestro Señor Jesucristo no es el punto de atracción de la vida y el ego se apodera de la existencia, ésta se convierte en un caos y quienes están es su alrededor sufren las consecuencias.

ORACIÓN

Jesús Manso y Humilde de Corazón vengo a Tí, te confío mis cansancios y quiero aprender de Tí. Madre, intercede por mi y por todos los agobiados y cansados. (A.E.C.)