Palabra meditada
21 julio, 2018
Palabra meditada
23 julio, 2018

Palabra meditada

ECO

“Vengan ustedes a solas a un lugar desierto a descansar un poco.” Mateo 6, 30-34

MEDITACIÓN

Me llama la atención la forma como Jesús piensa y obra con sus apóstoles. Acaban de regresar de su misión, las personas les siguen y agobian. Le preocupa su cansancio, su fatiga; quiere ayudarles, pero resulta inútil. No se enoja cuando en el supuesto lugar solitario encuentra la multitud. Por el contrario, siente lástima porque no tienen quien se cuide de ellos. Y se les dedica, les regala su tiempo, su Sabiduría infinita, su Amor sin medida, prescinde de su intención primera. En este pasaje evangélico, me admiran su bondad, su interés por los demás, su descomplicación. El cambio de planes, no le altera, quiere darlo todo o mejor, se da. No puedo pasar por alto este proceder de mi Único Maestro. Traigo a la memoria un canto que escuché hace décadas: “Amar es entregarse olvidándose de sí….”

ORACIÓN

Madrecita del alma, ruega por nosotros para que sepamos imitarle. (A.E.C.)