Palabra meditada
22 julio, 2018
Palabra meditada
24 julio, 2018

Palabra meditada

ECO

“… y aquí hay uno que es más que Jonás… y aquí hay uno que es más que Salomón.” Mateo 12, 38-42

MEDITACIÓN

Si viviéramos reconociendo a Jesús como a Nuestro Dios, Señor absoluto, Único Maestro, Salvador y Rey del Universo y de la Historia, de nuestra propia existencia, de todos nuestros actos internos y externos, nuestra vida toda, sería un himno de adoración y alabanza. Él es Dios como el Padre y el Espíritu Santo. Es el Mismo ayer, hoy y siempre. Debemos rendirle perfecta sumisión y obediencia por amor. Si de verdad nos rendimos ante Él, huiríamos de toda falta y pecado voluntario por mínima lealtad a su Persona Divina. Si Él tomó nuestra naturaleza sin dejar de ser Dios para darnos ejemplo de vida y morir por nuestra Salvación, no podemos negarle nada.

ORACIÓN

Madre querida, ayúdanos a descubrir la identidad de tu Hijo y Nuestro Salvador. Intercede por nosotros ante tu Esposo, el Espíritu Santo, para que nos regale el conocimiento interno del que nos amó hasta dar la vida por nosotros. (A.E.C.)