Palabra meditada
18 agosto, 2018
Palabra meditada
20 agosto, 2018

Palabra meditada

ECO

“El que come mi Carne y bebe mi Sangre habita en mí y yo en él.” Juan 6, 51,-58

MEDITACIÓN

En esta vida no alcanzaré a comprender el significado y las consecuencias de esta afirmación de Nuestro Señor. Otras veces también me he detenido en este eco; nunca podré agotar su significado ni tampoco sus consecuencias. Nuestro Señor Jesucristo, Dios y Hombre verdadero, en mi pobre, frágil y limitada persona desde todo punto de vista. Misterio insondable que escapa a mi inteligencia y la rinde ante el alcance de esta verdad. A pesar de lo que soy llevo en mí al Infinito en perfecciones, al Hijo del Altísimo, a su Palabra Eterna hecha Hombre por Amor y para salvarnos. ¡Y saber que tantos que dicen amar a Nuestro Salvador lo ignoran, rechazan, desprecian o niegan en su Presencia Viva y Real en este Sacrosanto Sacramento!

ORACIÓN

Madre, ten piedad de quienes lo desconocen, niegan, ofenden, desprecian o profanan. (A.E.C.)