Palabra meditada
3 septiembre, 2018
Palabra meditada
5 septiembre, 2018

Palabra meditada

ECO

“Quedaron todos asombrados y comentaban entre sí: “¿Qué clase de Palabra es ésta?” Lucas 4, 31-37

MEDITACIÓN

Sí, hasta los demonios obedecen a la Voz de Jesús y la naturaleza y todo cuanto existe, también. ¿Por qué? Porque es la Palabra eterna, Dios como el Padre y el Espíritu Santo. Pero es el hombre quien hace caso omiso de todo lo que nos enseñó nuestro Único Maestro. En los Santos Evangelios encontramos su pensamiento, la guía para todos nuestros actos. En ellos nuestro Salvador nos enseña que Él es el Camino, la Verdad, la Vida, nos exige el amor y el perdón a los hermanos, nos asegura quienes son los que verdaderamente acceden a la felicidad. Allí, en esas páginas santas nos hace llamar Padre a su Mismo Padre. También nos cuenta cómo se hizo Hombre en María sin dejar de ser Dios, nos permite acompañarlo en su nacimiento, vida oculta, Ministerio Apostólico, dolorosísima Pasión, Muerte y Resurrección. En fin, en todas estas páginas santas, nos habla Él, nos vivifica y lleva a la Vida.

ORACIÓN

Madre, ayúdame a vivir este regalo Divino del Santo Evangelio con fidelidad y generosidad. (A.E.C.)