Palabra meditada
9 septiembre, 2018
Palabra meditada
11 septiembre, 2018

Palabra meditada

ECO

“Y, echando en torno una mirada a todos, le dijo al hombre: Extiende el brazo.” Lucas 6, 6-11

MEDITACIÓN

Nuestro Señor está ahí. Es el blanco de quienes buscan motivos para acusarle. Pero Él domina la situación en todos los sentidos: sabe lo que piensan de Él y también lo que debe decir y hacer. Da la orden y el brazo queda sano. Debo poner ante Jesús mis parálisis espirituales y las de mis hermanos y hermanas. No puedo conformarme con corazones, mentes y espíritus paralizados. Tengo que acudir a Quien todo lo puede y además, nos ama. Pediré al Señor que nos mire con su infinita Compasión y que su Amor y su Poder hagan revivir todo nuestro ser interior y podamos servirle con corazones enamorados y espíritus fuertes de hombres y mujeres de “valor” según el Querer de Dios y bajo la acción del Divino Espíritu y la intercesión de Nuestra Señora del Fiat.

ORACIÓN

Amén, así sea. (A.E.C.)