Palabra meditada
21 septiembre, 2018
Palabra meditada
23 septiembre, 2018

Palabra meditada

ECO

“Los de la tierra buena son los que escuchan la Palabra con un corazón noble y generoso, la guardan y dan fruto con perseverancia.” Lucas 8, 4-15

MEDTACIÓN

Hoy todos nosotros recibimos la invitación del Señor a ser tierra buena en la que la semilla de la Palabra Divina pueda germinar y producir fruto bueno, sano y abundante. Antes de leer la Palabra del Señor, debemos invocar al Espíritu Santo. Pienso en lo que nos dice el Apóstol Juan en el capítulo 14, versículo 26 de su Evangelio: “Pero el Paráclito, el Espíritu Santo que el Padre enviará en mi Nombre, os lo enseñará todo y os recordará todo lo que yo os he dicho.” Sin escuchar en el corazón lo que nos dice el Señor, no podemos alcanzar la vida eterna feliz. Por eso, Él Mismo nos dice en el libro de los Proverbios 4, 20 “Atiende, hijo mío, a mis palabras, inclina el oído a mis razones.” Si Nuestro Dios nos pide que escuchemos lo que nos dice, es porque sabe que nadie puede hablarnos como Él lo hace.

ORACIÓN

¡Bendito seas por siempre Señor por hablarnos al corazón! Madre, ayúdanos a guardar allí todo lo que Él nos dice. (A.E.C.)