Palabra meditada
1 octubre, 2018
Palabra meditada
3 octubre, 2018

Palabra meditada

ECO

“Pero no lo recibieron…” Lucas 9, 51-56

MEDITACIÓN

¡La historia se repite! Es doloroso reconocerlo pero es una triste realidad. Hoy no son solamente los samaritanos quienes no reciben a Nuestro Señor sino que la afirmación de San Juan sigue siendo verdadera y en proporciones espantosas. Sí, “vino a los suyos y los suyos no le recibieron” Juan 1-11. No hablo de los no bautizados sino de aquellos que ya recibieron la regeneración por este Sacramento pero viven como si Jesús no existiera o más aún, en el desprecio y hasta odio hacia el único que puede salvarnos. Oro para que muchísimos lo acojamos en nuestro corazón con gozo, gratitud y afecto entrañable o mejor con el Mismo Amor del Espíritu Santo, de la Santísima Virgen y de todos los santos. No me canso de dolerme porque personas que me son muy queridas, jamás le buscan en la Divina Eucaristía, no le agradan con su vida, nunca se alimentan con su Cuerpo y su Sangre y tampoco le acogen a lo largo de sus días.

ORACIÓN

“¡Ven, Señor Jesús!” (A.E.C.)