Palabra meditada
7 octubre, 2018
Palabra meditada
9 octubre, 2018

Palabra meditada

ECO

“Anda y haz tú lo mismo.” Lucas 10, 25-37

MEDITACIÓN

¿Qué es lo mismo? No dejar al que sufre a mi lado, inmerso en su dolor de cuerpo y alma. Detenerme e inclinarme para aliviar sus sufrimientos en la medida de mis posibilidades. Estas palabras son para mí y no puedo evadirlas. El Señor Jesús, mi Dios y Redentor me quiere atenta a quien esté postrado por el dolor en cualquiera de sus formas. Tampoco puedo olvidar las obras de misericordia; debo obrar con los demás como quiero que lo hagan conmigo. La historia de los santos y la vida de infinidad de personas, está colmada de ejemplos sencillos de personas que se olvidaron de su comodidad personal para ayudar a sus hermanos. Esto da plenitud, lo contrario nos aísla y amarga. El Santo Evangelio nos enseña que Jesús pasó haciendo el bien, sanando y liberando a los enfermos y oprimidos por el demonio y al final dió su Vida entera por nosotros sin ahorrar ningún dolor.

ORACIÓN

Madre, alcánzanos la gracia de imitarles. (A.E.C.)