Palabra meditada
9 noviembre, 2018
Palabra meditada
11 noviembre, 2018

Palabra meditada

ECO

“El que es fiel en las cosas pequeñas, también lo es en la grandes; y el que es infiel en las cosas pequeñas, también lo es en las grandes.” Lucas 16, 9-15

MEDITACIÓN

Para mí, la fidelidad entre esposos o novios formales y en los que por gracia, optamos por agradar y servir al Señor, tiene una sola explicación: el amor hasta la entrega de la propia vida. Por eso, he visto a papás o mamás llevando, con verdadero amor en sus brazos, a su hijo o hija inválidos a causa de una parálisis cerebral. Y así, muchísimos casos. También esposas o hijos entregados a cuidar a sus seres amados sin preferir su propio bienestar. Y la historia de los santos, canonizados o no, es una secuencia conmovedora de actos heróicos por amor. En fin, el amor lo explica todo. Cuando amamos queremos agradar al ser amado. Nuestra propia satisfacción pasa a un segundo o vigésimo plano. La fidelidad, en nuestro caso, es un rosario de actos ininterrumpidos de ternuras hacia el Dios Amor.

ORACIÓN

Virgen y Madre fidelísima, ruega por nosotros para que seamos fieles a imitación tuya. (A.E.C.)