Palabra meditada
20 noviembre, 2018
Palabra meditada
22 noviembre, 2018

Palabra meditada

ECO

“El que cumple la Voluntad de mi Padre del Cielo, ése es mi hermano, y mi hermana, y mi Madre.” Mateo 12, 46-50

MEDITACIÓN

Siempre he sabido que Jesús es mi Hermano Mayor ya que nos mereció ser hijos de su Padre por adopción. Pero este eco me asombra y me deja en un suspenso de admiración y gratitud.  Si hago mía la Voluntad de su Padre y el mío, su Unigénito y mi Salvador me considera su hermana y su madre. En otras palabras, si vivo mi carisma del fiat, tengo con Nuestro Señor el vínculo familiar más fuerte y entrañable: seré su Madre y su Hermana. Quien me dice todo lo anterior se llama a Sí Mismo, “la Verdad”. Luego, no puedo dudar de la certeza de esta afirmación. Además, el término “carisma” implica la gracia, el don para realizar ésto o aquello. De lo anterior deduzco que con la gracia de Dios, si vivo nuestro Fiat puedo aspirar a que Jesús me llame su madre y su hermana.

ORACIÓN

Dios mío, yo no puedo, Tú si puedes, me abandono en Tí. (A.E.C.)