Palabra meditada
19 enero, 2019
Palabra meditada
21 enero, 2019

Palabra meditada

ECO

“Ya no te llamarán “la abandonada”, ni a tu tierra le dirán “la desolada”; te llamarás “preferida”, y esposa se llamará tu tierra. El hombre es feliz con su esposa, contigo será feliz tu Dios.” Isaias 62, 1-5

MEDITACIÓN

Todas las perfecciones de mi Dios son en grado infinito, su Felicidad, la que posee en sí Mismo también; y sin embargo, me dice su Palabra que le alegra elegir y aún preferir a su creatura y ser feliz con ella. Por mi consagración religiosa, el día de mi profesión, se me dijo: “recibe el anillo de la fidelidad sello del Espíritu Santo para que te llames esposa de Cristo y recibas, si fielmente le sirves, la corona de la Gloria.” No puedo decir que mi servicio al Señor haya sido en absoluto olvido de mi misma, pero he querido permanecer con Él a pesar de mis limitaciones. Él ha sido el objeto de mi amor y a Él he querido agradar por pura misericordia suya. A Él toda la Gloria, el Honor y la alabanza.

ORACIÓN

¡Amén, aleluya! Madre amantísima, repite conmigo tu Magníficat. (A.E.C.)