Palabra meditada
21 enero, 2019
Palabra meditada
23 enero, 2019

Palabra meditada

Madre Alicia Echeverri en su Primera Comunión

ECO

“Doy gracias al Señor de todo corazón en compañía de los rectos en la asamblea.” Salmo 111

MEDITACIÓN

Mi actitud habitual y permanente debe ser de profunda gratitud. Me apropio la siguiente pregunta de la Palabra divina: ¿Qué tienes que no hayas recibido? Fuí sacada de la nada, del no ser al ser. El Señor me infundió un alma inmortal y muy recién nacida tuve la dicha de empezar a ser hija de Dios por el Bautismo. Antes de los seis años recibí a Jesús Eucaristía y los principios religiosos en los que, por bondad divina, me he anclado felizmente. He estado rodeada de bendiciones, afecto y oportunidades. He conocido el sufrimiento pero él mismo me ha hecho fijar los ojos en el Señor, supremo bien de mi existencia. No acabo de conocer mi profunda fragilidad y miseria pero también lo amada que he sido por Dios Uno y Trino y por mi Madre querida.

ORACIÓN

¡Gloria y alabanza a Tí, oh mi Dios! (A.E.C.)