Palabra meditada
24 enero, 2019
Palabra meditada
26 enero, 2019

Palabra meditada

ECO

“A los que crean, les acompañarán estos signos: echarán demonios en mi Nombre, hablarán lenguas nuevas, cogerán serpientes en sus manos y, si beben un veneno mortal, no les hará daño. Impondrán manos a los enfermos y quedarán sanos.” Marcos 16, 15-18

MEDITACIÓN

No he visto a nadie con una serpiente venenosa en sus manos ni a nadie que quede ileso después de consumir un veneno. Pero sí tengo que reconocer el Poder del Señor al ver sus obras y cuanto hace por nosotros. Jamás comprenderé por qué para muchos son repugnantes las obras de poder divino. Por mi parte, adoro y glorifico al Dios que hace tanto por nosotros. Me son familiares las lenguas nuevas de alabanza y liberación. Por ellas simplemente, se suspende la actividad intelectual y el Espíritu del Señor le dice al Padre, desde nosotros, lo que el Padre quiere escuchar. También he visto a cojos saltar de gozo al poder mover sus piernas con facilidad. En fin, se que Nuestro Dios no tiene límite en su Poder y actúa entre nosotros por su infinito Amor.

ORACIÓN

Madre, Tú sí que das fe de lo que he expresado. ¡Gracias Señor! (A.E.C.)